fbpx Saltar al contenido

Perrita ciega no permite que su condición le impida disfrutar de la nieve

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Muchas mascotas disfrutan de las nuevas experiencias que viven. En ocasiones, se alegran enormemente de poder ver o tocar cosas que nunca antes habían conocido. Un ejemplo de ello, es una perrita ciega que vive en Toronto, a pesar de que no puede ver la nieve, siente una gran emoción cada vez que tiene la oportunidad de tocarla y jugar en ella.

La historia de una perrita ciega muy especial

Mackenzie es una perrita ciega de raza Husky, la cual fue adoptada con solo 10 semanas de haber nacido por Mandy Leung. Sin embargo, ya en ese tiempo, se encontraba ciega de su ojo derecho. Esto se debió a un Glaucoma Ocular.

Posteriormente, al poco tiempo de saber sobre su estado de salud, la perrita despertó un día sin poder ver a través de su ojo izquierdo. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que disfrute de las cosas buenas de la vida, como la nieve.

Mackenzie es una perrita ciega que se emociona al sentir la nieve

El hecho de haber quedado ciega cuando solamente era una cachorra, le ha permitido a Mackenzie adaptarse muy bien a su entorno. Además, su dueña afirma que en ocasiones olvida que su perrita es ciega, puesto que vive como un perro normal.

No obstante, podría decirse que la época favorita del año de esta perrita ciega es el invierno. Cada vez que siente la nieve en su cuerpo, no puede contener la emoción. A pesar de que no puede ver, sí puede sentir como la nieve cae en cada parte de su cuerpo, y su reacción es sumamente tierna.

Se ha vuelto famosa en las redes sociales

El hecho de que esta perrita pueda disfrutar de la nieve en períodos de invierno, es algo que ha enamorado a muchas personas. Por ejemplo, en Instagram tiene una incontable cantidad de seguidores, los cuales disfrutan en gran manera de cada una de sus hermosas fotos.

Como vemos, a pesar de que esta perrita ciega no puede ver absolutamente nada de lo que pasa a su alrededor, no deja que esto la desanime. Esto nos enseña a todos que la oportunidad de ser felices es una decisión que cada quien debe tomar, independientemente de las circunstancias por las que pasemos. Sí podemos ser felices con lo que tenemos.

Artículos Relacionados:

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR