fbpx Saltar al contenido

Mujer estuvo dispuesta a arriesgar su empleo para alimentar a un perro hambriento

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Quienes aman a los animales, muchas veces están dispuestos a hacer grandes sacrificios por ellos. Así ocurrió con una mujer quien estuvo dispuesta a arriesgar su empleo solo por alimentar a un perro hambriento. Aquí puedes conocer todos los detalles de esta conmovedora historia.

Lo que hizo la mujer para alimentar a un perro hambriento

El nombre de esta heroína se desconoce, sin embargo, se conoce la maravillosa labor que realiza. Esta ciudadana pertenece al grupo Feed The Furbabies Canadá. Se trata de personas que aman a los animales. Y están dispuestas a hacer sacrificios en sus vidas tan ocupadas.

alimentar a un perro hambriento

Así que dedican su tiempo, energía, recursos y algunas veces grandes riesgos. Cada día alimentan a los animales callejeros de las comunidades rurales del área donde viven. Así les salvan la vida a estos pobres animales. Todos realizan su labor de forma voluntaria sin importar el clima que tengan que enfrentar.

De este grupo, sobresale la historia de una mujer. Ella, además de ser voluntaria también tiene su empleo. Ella conduce un autobús con una ruta escolar. Un día tuvo que hacer algo muy riesgoso solo para alimentar a un perro callejero y hambriento.

Esta arriesgada mujer detuvo el autobús en una parada no autorizada. Lo cual se considera grave en su empleo. Sin embargo, ella no pudo resistir la idea de dejar morir a este animal hambriento. Debido a ello, pidió mantener el anonimato para proteger su empleo.

El principio de una historia conmovedora

Este acto tan valiente y noble fue solo un pequeño gesto de los muchos que realiza esta mujer. En realidad, todo comenzó hace dos años cuando ella notó que un perro estaba hurgando en la basura. Estaba bastante flaco y con mucha hambre.

Minutos después, vio al mismo perro desde la carretera. El pobre estaba desesperado por encontrar comida entre la basura. Así que ella se conmovió y decidió arrojarle comida. El perro estaba nervioso al principio, pero luego demostró confianza.

Ahora, cada día esta mujer hace exactamente lo mismo. Ella alimenta a este animal y muchos otros. Sin lugar a dudas es un ejemplo extraordinario para todos. Disfruta el vídeo que evidencia el amor y sacrificio de esta mujer.

Ella decidió arriesgar su empleo para alimentar a un perro hambriento. Cada día tenemos la oportunidad de hacer algo en favor de los animales callejeros. Comparte esta historia para motivar a todos a hacer la diferencia

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR