fbpx Saltar al contenido

Entérate de lo que hizo una gata callejera de 3 patas para ser adoptada

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Los animalitos de la calle tienden a vivir circunstancias muy lamentables. Con mucha frecuencia, son víctimas del maltrato, sin tener un hogar a donde ir. Esto fue lo que pasó con una gata callejera, a la que le faltaba una pata. Había vivido tantos momentos difíciles, que hizo todo cuanto pudo para ser adoptada.

Llevan a una gata callejera a un centro veterinario

Recientemente, en Turquía, llegó una pequeña gatita indefensa a la clínica veterinaria. Ashen, es la mujer que trabaja en dicho centro médico de animales. Pero se conmovió en gran manera al ver la situación en la que se encontraba esta gata callejera.

Lamentablemente, esta gatita se encontraba en un estado de salud muy lamentable. En primer lugar, una de sus extremidades estaba en malas condiciones, por lo que tuvieron que amputarle su patita.

La mujer le da un hogar a la gata callejera

Algunos días después de la operación, Ashen, quien es amante de los animales, no podía dejar de pensar en la gatita indefensa. Sobre todo, al recordar en las condiciones en la que se encontraba esta gatita cuando llegó. De manera que fue a verla.

Ashen decidió que, si la gata aún estaba allí, la adoptaría. Y así fue, le dio un hogar y un nombre: Ekim, que traducido del turco significa octubre.

Una gatita muy feliz

Actualmente, Ekim ha seguido mejorando. Incluso, hasta ha aprendido a caminar y a correr con sus 3 patitas. Además, es una gatita muy feliz que disfruta mucho jugar con los demás gatos que Ashen ha adoptado.

A pesar de que le falta una extremidad, esto no ha impedido que Ekim pueda disfrutar de la vida. Esto, añadido a que tiene una familia que la ama y la cuida con todas sus fuerzas.

Como hemos visto hasta ahora, esta gata callejera pudo encontrar un hogar donde está bien cuidada. Todo esto, gracias al buen corazón de una mujer amorosa. Esto nos enseña que debemos brindarle el apoyo y cariño que necesitan las criaturas más indefensas. Si así lo hacemos, podemos contribuir en gran manera a la felicidad de estos animalitos.

Artículos Relacionados:

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR