fbpx Saltar al contenido

Viajero prefiere volver a su país caminando antes que dejar a sus perros

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Hemos visto demasiadas historias en las que una persona agarra tanto cariño a un animal, que termina haciendo actos bastante locos con el objetivo de demostrar todo el amor que siente por ellos. Pero pocas veces veremos lo que un joven hizo por volver a su ciudad natal después de haberse encontrado con dos perritos mientras viajaba por Chile junto a su pareja.

Lucas Giménez emprendió un viaje de mochilero junto a su novia Sol. Un viaje que al final sería mucho más que eso, ya que además de haber pasado unos días divertidos recorriendo diferentes lugares, volvería también con dos nuevos mejores amigos. Pero antes de regresar a su casa tendría que superar grandes obstáculos para lograr su meta.

Estos dos perros, llamados Serena y Pilsen, se cruzaron en el viaje de Lucas y Sol, y ya nada volvería a ser igual para ninguno de ellos. Ya que los dos perritos hicieron que el joven se encariñara tanto que no quería dejarlos allí, solos y abandonados. En medio del viaje, atravesando Abra Pampa, en la provincia de Argentina de Jujuy, los asaltaron y perdieron todas sus pertenencias. Al quedar incomunicados, sus familiares se preocuparon porque no tenían noticias de ninguno de los dos.

El papá de Sol, al no tener noticias de ellos viajó hasta Jujuy para buscarlos y así fue como los encontró, sanos y salvos. Cuando ya se disponían a regresar junto con los perros, la empresa de bus no aceptó que Lucas viajara con los animales. Pero este joven no se rendiría. Estaba dispuesto a no dejarlos allí abandonados, por lo que decidieron que Sol volviera a casa junto a su padre.

Lucas decidió regresar caminando con Pilsen y Serena. Y así lo hizo. Claro que la vuelta a casa no fue nada fácil, fueron muchos días y muchísimos kilómetros los que tuvieron que recorrer. Durante algunos tramos Lucas y sus dos perros caminaban al costado de la carretera, pero también hubo gente con muy buen corazón que se ofrecía a llevarlos varios kilómetros en coche. Después de varios días, Lucas, Pilsen y Serena llegaron a Mendoza. Un viaje sorprendente que quedará grabado en el corazón de toda la familia. Y que además demuestra que en la ruta que tuvo que hacer también se puede conocer a gente solidaria que les brindó ayuda.

Comparta esta impresionante historia con sus amigos y familiares. No cabe duda de que hay personas que harían lo que fuera por estar cerca de sus mascotas.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR