fbpx Saltar al contenido

Mujer salvó a carnero deprimido que vivía encerrado en un zoológico

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Para muchas personas, los animales deben vivir libres en la naturaleza, o en un hogar donde los puedan cuidar correctamente. Por desgracia, Huxley, un tierno carnero cayó tras las rejas de un zoológico. Donde durante 10 años no lo cuidaron bien ni estaba bien atendido, entrando en una gran depresión que lo dejó postrado.

Huxley, como muchos animalitos, anhelaba vivir en libertad. Sin embargo, esta jamás fue su realidad. Ya que desde pequeño llegó a un zoológico que se encuentra en Nueva Jersey, en Estados Unidos. Aunque esa fue la rutina que siempre conoció, en los últimos meses comenzó a presentar evidentes estados de tristeza. Que incluso lo dejaban tendido en el suelo 24 horas al día, durante los 7 días de la semana. Por suerte, la vida de Huxley se cruzó con la joven Rian Fieldman. La mujer, que visitó el zoológico durante una tarde, vio al carnero en su estado máximo de depresión, sin ánimos de levantarse. Fue en ese momento que supo que debía hacer algo.

Casualmente, la mujer trabaja en una fundación llamada Uncle Neil’s Home, UNH, un rancho interactivo, considerado un santuario para animales. Donde son bien cuidados y les dan mucho amor. La joven decidió mandar una carta a la municipalidad de Nueva Jersey, solicitando la custodia de Huzley. Por suerte, la delegación y el zoológico rápidamente accedieron a entregar el cuidado del carnero a UNH. Por lo que Rian corrió a buscar al animal para trasladarlo. Después de sacarlo de su calvario, la mujer llamó a un veterinario para revisar correctamente a Huxley. El carnero presentaba una avanzada osteoporosis. Que provocaba que sus huesos le dolieran con cada movimiento, lo que explicaba por qué estaba postrado en el suelo.

«Huxley está muy feliz, muy presente y en paz. Se sintió como en casa cuando llegó al santuario. Y nuestras otras ovejas se enamoraron de él al instante. Es feliz, amado y se despierta cada mañana con entusiasmo por la vida que no tenía antes de su liberación», dijo Rian Fieldman. Por suerte el animal ya está recibiendo los cuidados de Rian, tiene un tratamiento oportuno y tiene la posibilidad de vivir el resto de su vida rodeado de cariño. Aunque no solo hay amor para él, pues su misma nueva dueña asegura que el animal también entrega mimos y felicidad a ella.

Comparta con sus amigos y familiares esta historia de rescate. Para que la gente vea que los animales también necesitan sentirse felices y con ganas de vivir. Ya que también tienen sentimientos y sienten dolor.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR