fbpx Saltar al contenido

Intentan salvar la vida a leopardo de las nieves recién nacido

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Los leopardos de las nieves, o también conocidos como panthera uncia, son animales con mucho riesgo de extinción. Su hábitat natural, ubicado en las altas montañas de Asia Central, ha sido depredado en los últimos 30 años. Y para salvar la especie fue necesario buscar apoyo internacional. Y recientemente en uno de los zoológicos de Estados Unidos nació un cachorro, pero llegó al mundo con una enfermedad.

El parque zoológico Seneca, especializado en la conversación de especies exóticas anunció hace menos de un mes el nacimiento de un bebé leopardo de las nieves. Al principio todo era alegría, después de los casi 100 días que la madre gestó a la cría. Pero inmediatamente los veterinarios detectaron una falla en la forma de respirar, que mantenía sus ritmos cardíacos muy bajos.

Después de un monitoreo, los cuidadores encontraron que al llegar al mundo, una bacteria le causó una infección pulmonar que lo tenía sin poder siquiera alimentarse. Así que inmediatamente lo llevaron a cuidados intensivos. Durante días el pequeño leopardo no abría los ojos, lo que preocupaba a los veterinarios quienes llegaron a hacer turnos de vigilancia. La madre por otro lado la están apartando del lado de su hijo por mucho tiempo. Algo que no es la mejor idea, ya que podría experimentar un rechazo por parte de la madre cuando se encuentren de nuevo.

El tiempo apremiaba y no había muchos avances. Pero al décimo octavo día ocurrió lo que todos esperaban. El bebé leopardo abrió sus ojos por primera vez y comenzaba a dar respiros profundos e ininterrumpidos. Aquel día se le abrió el apetito y ganó 100 gramos bebiendo un montón de leche, según informaron en sus redes sociales.

Los avances hasta el momento son prósperos, pero aún es muy temprano para cantar victoria. Según cuenta el Parque Seneca, el staff designado para el pequeño felino sigue con turnos pasada la media noche para evitar una crisis. El parque Zoológico Seneca, de Nueva York, tomó la valiente decisión de hacerse responsables de uno de los ejemplares del mundo felino con más necesidades que hay ante la necesidad de prevenid su acelerada extinción.

A día de hoy se estiman no más de 4000 leopardos de las nieves en el mundo. Principalmente porque el ecosistema de este animal es altamente cotizado por empresas hidroeléctricas, minerales y de ganadería. Con los años, los leopardos que viven en libertad han tenido que desplazarse forzosamente a terrenos donde la supervivencia no es tan sencilla. Luchando contra la deforestación, la falta de alimentos y la caza furtiva.

Comparte esta gran noticia del nacimiento de este bebé con sus amigos y familiares.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR