fbpx Saltar al contenido

Bombero ayudó a una joven a rescatar a un gato de un desagüe y lo adopta

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Los animales que están perdidos y abandonados en medio de las ciudades corren el riesgo de meterse en  situaciones peligrosas y quedar atrapados en lugares de los cuales necesitan de la ayuda humana para poder salir. Y no todos tienen la suerte para salir airosos de esas situaciones. Hace unos días el destino de Tyson Hood, un bombero de Estados Unidos, se encontró con el de Walnuts, un pequeño gatito que había caído y quedado atrapado en un desagüe pluvial.

Según informaron, mientras navegaba por la red social de Facebook este bombero se dio cuenta que había una publicación de una persona que no sabía como sacar a ese gato callejero de aquel canal de drenaje. Como él se define como un ‘fanático de los animales en apuros’. Sabía que tenía que hacer algo para ayudar al gato y a la persona que estaba pidiendo auxilio en las redes sociales. Fue así que le habló directamente a la persona y le dijo que él podía usar sus conocimientos para sacar al animalito de ahí. Al día siguiente Tyson recibió la respuesta del otro usuario y se pusieron manos a la obra. En un principio, su novia le advirtió que el gato podía estar nervioso y confundido. Por lo que sería probable que el rescate se complicara un poco.

Sin embargo, Tyson confió en sus capacidades. La persona en apuros se trataba de Stephanie, una joven que vive cerca del sector. «Me explicó que lo ha estado alimentando regularmente, por lo que al menos no se está muriendo de hambre», aseguró el bombero. Tras una hora y media de rescate finalmente Walnuts salió del lugar y Tyson lo pudo agarrar. Tuvieron que utilizar una trampa con atún para poder atraparlo con una red antes de que pudiera escapar. En un comienzo estaba asustado, pero con el pasar de las horas se dio cuenta que estaba a salvo y que Tyson era su héroe.

«Se subió a mis hombros y me ronroneó tan fuerte como nunca he visto a un gato hacerlo. Era halagador, pero como puedes imaginar olía horrible. Me enamoré de él», contó. Como Stephanie ya tenía pensado adoptar a otro gato, Tyson decidió quedarse con él. Así, lo bautizó con el nombre de Walnut, en honor a la calle donde lo encontraron, Walnut Street. «Siento que nos entendemos, y los dos tuvimos un muy buen día cuando nuestros caminos se cruzaron», concluyó.

Comparta con sus amigos y familiares esta historia de rescate. Para que vean el vínculo que se puede crear con los animales cuando se les da la ayuda que necesitan.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR