fbpx Saltar al contenido

Un perro callejero ha rescatado a un ciclista que se encontraba herido

septiembre 17, 2020
COMPARTIR FACEBOOK

Los animales son seres vivos muy infravalorados por el ser humano. Decimos esto porque hay muchas personas por todo el mundo que piensan que los animales no tienen sentimientos pues no los demuestran de la misma forma que nosotros. Esto es un error muy común y hay ocasiones en las que cuando un animal muestra sus sentimientos nos sorprendemos.

Bien es sabido que los perros han conseguido el título de “ El mejor amigo del hombre” por algo y es que es normal pues tienen una capacidad de demostrar la devoción y el amor que tienen por los seres humanos de una forma única y muy especial. De hecho todos los animales son capaces de querer de forma incondicional, algo que las personas no solemos conseguir hacer.

Pero otra de las cualidades que tiene los perros y que hacen que consigan este título es que son capaces de proteger y cuidar a las personas cuando éstas están en peligro. Si, los perros son héroes peludos de los que muchas veces no se habla lo suficiente.

En esta ocasión vamos hablar de un héroe perruno. Max era un perro callejero que solía vivir en el bosque situado en la ciudad de Caras Severin (Rumania). El perro demostró que era el mejor y más adorable rescatista que una persona puede tener ya que salvó la vida a un ciclista. Este ciclista en cuestión es Marion, y desgraciadamente tuvo un grave accidente con su bicicleta quedando gravemente herido. En ese momento es cuando Max lo encontró y decidió que debía cuidarlo.

Así es como este perro callejero se acostó al lado del ciclista, para darle calor y cariño mientras los rescatistas llegaban al lugar exacto. Los rescatista llegaron poco tiempo después y descubrieron que Max todavía estaba al lado del ciclista.

Cuando subieron a la ambulancia al herido, el perro callejero no quería apartarse de el ni un solo momento hasta que Marion estuviera a salvo. Por lo tanto, saltó dentro de la ambulancia y se quedó al lado de Marion pero los policías lo sacaron de la ambulancia. Después le contaron al ciclista que el perro, cuando la ambulancia se puso en marcha, se puso a correr detrás para intentar alcanzarlos.

La historia de Max se ha convertido en toda una leyenda y gracias a ella su vida cambió completamente pues una familia la leyó  y decidieron que era hora de adoptar a este perro callejero pues aseguraron que este peludito necesitaba una familia amorosa que cuidara para siempre de él.