fbpx Saltar al contenido

Rescato a esta perrita en unas condiciones lamentables y pasado un año se volvieron a reencontrar

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Abandonar a un animal es algo realmente inhumano. Nunca vas a saber si ese pobre animal ha podido sobrevivir o si en cambio ha acabado muriendo porque no tenía instinto de supervivencia.

Esto ocurre más a menudo de lo que pensamos y al parecer las personas no son conscientes de lo que implica el abandono de un animal, o si son conscientes no les importa nada que dicho animal acabe muriendo o teniendo un futuro incierto.

Nuestra protagonista de hoy, por ejemplo fue abandonada en Enero de 2018. Si no fuera porque se encontró de casualidad con Matt Bentley, esta perrita nunca habría podido sobrevivir con el estado tan lamentable en el que se encontraba y sobretodo el lugar donde su antiguo humano la había abandonado. Esta pequeña tuvo muchísima suerte.

Todo comenzó cuando Matt Bentley decidió hacer un viaje a través del Desierto Occidental, muy cerca de los Salares de Utah. Estaba tranquilamente viajando cuando de repente se percató de que algo estaba corriendo desesperadamente por un sendero. Al principio no pudo distinguir qué es lo que se estaba acercado a su ubicación, ya que tenía una apariencia un tanto extraña y robusta.

Así que este hombre decidió acercarse un poco más y descubrió que lo que estaba corriendo con tanta ímpetu era un pobre perro, estaba desnutrido, deshidratado y no tenía ni un solo pelo en su cuerpo.

Evidentemente este hombre sabía que no podía dejar a ese animal ahí, y mucho menos en el estado en el que se encontraba. Por lo que decidió rescatarlo e inmediatamente después lo llevó a la clínica veterinaria más cercana para que pudiera ser atendido con la mayor urgencia posible.

No podemos ni imaginar el gran infierno que esta perrita tuvo que pasar hasta que su salvador llegó y la salvó, pero a pesar de ello Kelly siempre fue amable y cariñosa.

Tres meses después del duro tratamiento, Kelly ya estaba preparada para ser adoptada por una familia que de verdad la quisiera, la respetara y fuera un hogar permanente. Fue así como conoció a su familia del presente, y en poco tiempo esta pequeña canina ya se había instalado completamente en su nuevo hogar e incluso iba a compartir su vida con un nuevo hermano mayor canino, llamado Rocky.

Desde luego si comparamos el estado en el que fue encontrada y cómo esta actualmente, la perrita no parece la misma. Jamie y su familia, la familia del presente de esta perrita, están muy agradecidos con el hombre que consiguió sacarla del infierno en el que estaba viviendo

Uno año después, Bentley por fin se pudo reencontrar con Kelly y su nueva familia. El reencuentro fue realmente conmovedor. La perrita se mostraba feliz y contenta por volver a reencontrarse con su héroe y éste por su parte no paraba de llorar tras ver el gran cambio y la buena vida que esta canina tenía ahora.

No te lo pierdas

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR