fbpx Saltar al contenido

Rescataron a un toro y a un cerdo y esto nos enseña porqué existen “santuarios” para animales

octubre 15, 2020
COMPARTIR FACEBOOK

A lo largo del tiempo, los animales y los seres humanos siempre han estado en contacto. Antiguamente la relación entre las personas y los animales estaba basada en que los humanos utilizaban a los animales y sacaban provecho de ellos. Que los humanos hayan utilizado a los animales lleva ocurriendo mucho tiempo, algo que actualmente todavía sigue haciéndose pero lo cierto es que esta la relación entre hombre y animal está cambiando poco a poco hasta tal punto que por ejemplo los perros o los gatos hoy en día se consideran mascotas, compañeros o incluso miembros de nuestra familia.

Desafortunadamente no todos los animales son considerados como mascotas o compañeros por poneros un ejemplo, los animales de granja no suelen considerarse como una mascota sino más bien como un animal el cual se puede utilizar para sacar provecho ya sea por su carne, su leche, sus huevos, etc. Pero siempre hay excepciones y para lo que unos es un animal para el comercio y el alimento, para otros se considera un animal sagrado por ejemplo en la India es algo totalmente impensable que una vaca sea obligada a estar encerrada y a usarse como alimento algo que en otros países no ocurre.

Con esto queremos explicar que las personas solemos hacer diferencias beneficiando a unas especies de animales frente a otras pero que esto no quiere decir nada pues la relaciones entre animales y hombres está en continuo cambio. Es más, actualmente existen lugares donde protegen la vida de todos los animales, estos santuarios han ido apareciendo gracia al cambio de pensamiento que muchas personas han tenido con respecto a la vida de los animales.

Las personas que se encargan de los santuarios suelen realizar rescates, pero no solo de perros y gatos sino de otras especies como gallinas, toros, cerdos o vacas que se encuentran en una situación de vida o muerte. Si, esos santuarios es una alternativa para que ciertos animales no acaben muriendo.

En esta ocasión queremos hablarles de la historia de un toro llamado Salvador. Todo ocurrió gracias al buen corazón que tuvo su rescatadora ya que gracias a la mujer, Salvador pudo disfrutar de una vida en libertad. Pero no solo eso sino que su acompañante un cerdito marrón también disfruta de la seguridad de que nadie va acabar con sus vidas.

Lo sorprendente es que esta mujer ha modificado su casa de tal forma que ahora es un santuario para aquellos animales que no suelen ser mascotas. El resultado del santuario que ha creado es tan bueno e inspirador que cuando veas el vídeo que compartiremos a continuación solo podrás sentir amor por su causa.

Los seres humanos tenemos diferentes posturas y eso está bien, pero está claro que el maltrato, la cautividad y la violencia nunca debería ser parte de la vida de un ser vivo, ya sea humana o animal y esta mujer con su santuario ha dado un final feliz a la vida de varios animales.

¿Qué te pareció la historia? ¿Te ves capaz de hacer algo así?