fbpx Saltar al contenido

Perro salva la vida a un pájaro y se acaban convirtiendo en nuevos amigos

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Cada vez es más frecuente ver noticias donde diferentes animales crean un fuerte vínculo de amistad. Lo cierto es que encontrar dos animales de diferente especie que sean amigos es algo muy peculiar y que a muchos de nosotros nos sorprenden.

Una historia que va a sorprender a más de una persona es relación que tiene este perro y este pájaro. Su historia es muy dulce, al igual que también es la forma en la cual se conocieron.

La historia comenzó en una ciudad de Islandia un día cualquiera. Gunnar Kr Sigurjónsson trabajaba en el despacho que tiene instalado en su hogar, cuando inesperadamente oye a su perro lloriquear fuertemente. Al parecer Diamond, el perro, estaba muy intranquilo yendo de un lado a otro.

En un primer momento, Gunnar no le dio mucha importancia pero Diamond se acercó hasta él y le comenzó a hacer pequeñas señas como si quisiera que su dueño le siguiera.

Extrañado por el comportamiento de su perro, Gunnar salió de su oficina  y siguió a su perro para ver qué es lo que estaba ocurriendo. Fue entonces cuando Diamond se acercó hasta el balcón. La sorpresa del dueño de este perro fue enorme al encontrarse a un pobre pájaro tendido sobre el frío suelo.

Gunnar pensó que el pobre pájaro había fallecido, así que decidió meterlo en una pequeña cesta. Sin embargo, el pájaro comenzó a parpadear lentamente y en ese momento el hombre llevó al pequeño pájaro al interior de su casa para poder ofrecerle un poco de agua y alpiste.

Como hacen los amigos, Diamond no se movió en ningún momento del lado de este pequeño pájarito y estuvo todo el rato cerca de él.

Después de que pasara una hora el pájaro se encontraba muchísimo mejor. El pajarito fue salvado gracias a la llamada de alerta que Diamond le había dado a su dueño. Desde ese momento ambos han compartido una fuerte conexión y ahora son amigos.

Puede que esto parezca un poco extraño, ya que normalmente los pájaros se asustan con facilidad. Pero la relación entre Bibi, el apodo que ha recibido el pájaro, y Diamond supera todos los miedos.

El pequeño Bibi después de recuperarse completamente, y cuando ya pudo volar, no quería separarse de su salvador y nuevo amigo. Así que estos dos amigos en poco tiempo cogieron confianza y ahora son inseparables. Esto se puede ver perfectamente en el vídeo que compartió Gunnar en sus redes sociales.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR