Perro reacciona de manera adorable al darse cuenta de que va a ser adoptado

Adoptar es una forma grandiosa de cambiarle la vida a un animal que previamente había sido abandonado, maltratado o que había nacido en la calle. Normalmente los animales que son rescatados por asociaciones y refugios, son animales que han sido abandonados o que han sido maltratados por sus dueños.

Estos animales anteriormente habían tenido un hogar y una familia, pero acaba en la calle porque esa familia que tanto adoraba acaba por abandonarlo ya que no quiere hacerse por más tiempo responsable del animal.

La vida de un animal callejero es muy dura y difícil. Sobretodo si son animales que han estado acostumbrados a convivir con personas y a tener un techo donde poder refugiarse. Ellos son los que más sufren pues se acostumbran a una «buena vida» y cuando son abandonados no saben qué es lo que está pasando, se sienten confundidos y no tienen idea de qué hacer para sobrevivir.

Vivir en la calle es devastador, complicado y no todos sobreviven a  ella. Muchos de los animales que son abandonados y se convierten en callejeros pasan mucho tiempo de penuria, incluso hay veces que las personas que ven a estos animales deciden «divertirse» con ellos y hacerle cosas crueles e inimaginables. Otros tantos acaban falleciendo por enfermedades, por atropellos o por falta de nutrientes y agua.

Si estos animales tienen suerte y se topan con personas que son amantes de los animales, quizás tengan una nueva oportunidad para encontrar a una familia que de verdad los quiera, los respete y nunca los abandone. Aunque hay que destacar que estos pequeños peludetes pueden estar largos años en las instalaciones de estos lugares porque todavía no ha llegado la familia perfecta para ellos.

De todas formas, los refugios son una opción muy buena para todos aquellos animales callejeros que no tienen dueño y que van a pasar largas temporadas en la calle. Al menos en estos lugares tienen comida, agua y un techo donde refugiarse e incluso tendrán la atención veterinaria necesaria para que su salud sea perfecta.

Posiblemente lo más bonito y gratificante de ser voluntario de un refugio es darse cuenta de que ese perro o ese gato ,que ha pasado una mala etapa donde nadie lo quería, por fin va a conseguir una buena familia que lo quiere adoptar. Son momentos felices tanto para los voluntarios como para los animales. 

Sí, para los animales también porque cuando se dan cuenta de que después de tanta espera van a conseguir un hogar nuevo y una familia que los quiere, la felicidad y la alegría vuelve a su vida y lo saben expresar perfectamente.

Algo así es lo que nuestro protagonista sintió, ya que este perrito al darse cuenta de que había una familia esperando para adoptarle ¡No podía contener su alegría y emoción! No sabemos cómo supo que iba a tener un nuevo hogar, pero está claro que consiguió saberlo y eso se ve reflejado en la felicidad que desprende.

Es curioso ver como a nuestro protagonista le es imposible ocultar su entusiasmo al saber que su vida iba a cambiar y que su futuro estaría lleno de amor y felicidad ¡Su reacción nos ha enamorado!

Fuente: BestVice

Artículos interesantes

Este perrito es todo un experto robando patatas fr...
visitas 1.9k
Uno de los animales domésticos más pacientes e inteligentes que existen son los perros. Estos compañeros nos regalan momentos demasiado adorables y di...
Está es la historia de Molly, una adopción inesper...
visitas 131
Hay personas que creen que tener una mascota, en este caso un perro, es como tener un juguete; pues se equivocan. Los perros son compañeros inigualabl...
En Malasia hace unos días murió el último rinocero...
visitas 1.1k
Tanto los elefantes como los rinocerontes son grandes víctimas de la caza furtiva. Esto ha ocasionado que muchas de estas especies hayan acabado estan...


Más articulos interesantes