Animales Historias

Perra callejera es rescatada y acaba convirtiéndose en la agente de policía más bonita

Hay ocasiones en las que los animales callejeros acaban por tener un final inesperado pero realmente bueno. Estamos casi seguros de que cuando un animal vive una temporada en la calle no se espera que un humano lo vaya a acoger, pero lo cierto es que esto es habitual y estos peludetes o son adoptados inmediatamente o se llevan a un refugio para que consigan una buena familia.

Quizás lo más extraño que le puede ocurrir a un animal callejero es que se vea adoptado por un grupo entero de personas y se convierta en un integrante más. Esto suele ser menos habitual pero se pueden ver algún que otro caso excepcional por ejemplo el caso de nuestra siguiente protagonista.

Azul, nuestra protagonista, era una preciosa perra callejera que frecuentaba las calles de Colombia, más específicamente las calles de Bogotá. Como cualquier otro perro callejero, Azul conocía perfectamente todas las calles de esta extensa ciudad e intentaba encontrar comida dónde buenamente pudiera.

Anuncios

Por fortuna, hace cuatro años esta pequeña se encontró con un militar que pasaba por la zona. Este hombre, llamado Nicolás Alejandro Walteros, decidió rescatarla y salvarla de la dura vida que llevaba en la calle.

En el momento en el que este hombre la había encontrado, la salud de Azul peligraba ya que presentaba una lesión a causa de pelear con otro canino. Fue en ese instante cuando ambos se enamoraron el uno del otro y por ello Nicolás Tomás decidió llevársela a su casa, después de pasar por el veterinario claro está.



Actualmente esta pequeña es toda una agente policía ya que acompaña a su humano tanto en la comisaría como a patrullar por la ciudad y es que gracias a que esta pequeña Schnauzer se conoce todos las calles de Bogotá, sirve eficazmente al departamento de policía.

Por su parte, Walteros tuvo una idea y es que en honor a muchos de sus compañeros decidió vestir a su pequeña perra como un bonito y adorable uniforme de policía para que ella también formara parte del equipo y así pudiera mantener todas las calles de esta ciudad a salvo.



Evidentemente Azul uno es una oficial de K-9 pero aun así se ha convertido en la mascota de la comisaría y también como una gran embajadora de las autoridades locales.

Sorprendentemente, en poco tiempo Azul se ha ido convirtiendo en una pequeña celebridad de la ciudad y es que ver a esta agente policial debe ser muy gracioso. Además con esta idea Walteros quiere intentar animar tanto a la gente como a otros agentes de policía a que muestren respeto, amor y cariño por los animales callejeros ya que se lo merecen.

Artículos interesantes

Mantarraya se acerca a unos buceadores pidiendo ay...
visitas 7.0k
A causa de nuestros actos, muchos animales se ven en numerosas situaciones que ponen en riesgo su vida. Somos seres descuidados que no respetamos nada...
Un hombre multimillonario ha ofrecido una gran can...
visitas 4.3k
En ciertas ocasiones, los seres humanos hacemos cosas realmente sorprendentes y un poco alocadas. Esto se puede ver mejor en aquellas personas que dis...
Un pobre perro toma accidentalmente hierba y esta ...
visitas 1.1k
La hierba, como coloquialmente se llama a la marihuana, es una droga que tiene efectos secundarios graves a largo plazo en los seres humanos. Si una p...


Más articulos interesantes