fbpx Saltar al contenido

Niño impresiona a todos al alimentar a una enorme manta raya

octubre 17, 2020
COMPARTIR FACEBOOK

Los niños suelen ser muy inocentes y tener un gran corazón. Muchos de ellos, ya desde pequeños demuestran su interés por los animales, aunque esto no es el caso de todos. Si se les educa con ciertos valores cuando estos niños crezcan respetaran la vida de los seres vivos, algo que es realmente magnífico.

Todos en alguna ocasión hemos pedido a nuestros padres tener una mascota. Es más estamos seguros que al menos la mitad de vosotros ha tenido una mascota cuando era pequeño ya fuesen perros o gatos, peces, tortugas, pájaros.  Esto en realidad es algo muy positivo porque no solo hace que nuestros hijos valoren la vida de los animales y la respeten, si no que acaban creciendo con ciertos beneficios que otros niños no.

Uno de los protagonista de nuestra noticia es una manta raya y a pesar de que muchas personas piensen que tienen un aspecto imponente o incluso que su tamaño les intimide, lo cierto es que las manta rayas son animales muy curiosos y dóciles. De hecho, no es de extrañar que estos animales naden junto a los humanos en una gran cantidad de playas.

Las manta rayas no tiene una actitud agresiva, de hecho es muy raro que la tengan, pero si tienen un pequeño peligro y es que poseen un afilado aguijón que pueden utilizar sin problemas si se sienten en peligro o algún humano las ha pisado.

Aunque si existen casos de personas que han sido “atacados” por una manta raya porque la ha pisado, lo cierto es que si la tratas con cuidado podemos alimentarlas sin problema pero hay que tener cuidado ya que NUNCA debemos intentar tocar a las manta rayas, no porque pueda ser un peligro para nosotros sino porque podemos poner en peligro sus vidas.

Esto se debe a que normalmente la manta raya posee una capa protectora en todo su cuerpo que suele desprenderse cuando las acariciamos por lo que provocamos que diferentes parásitos penetren en su organismo y la manta raya acaba enfermando.

En esta ocasión el niño protagonista de nuestra noticia regaló a la persona que grababa el vídeo, un momento inolvidable y es que se puso a darle de comer a una manta raya. Sinceramente el niño muestra una gran valentía, porque no duda ni un momento en darle de comer estando bastante cerca del animal y sobretodo la trata con mucho cuidado.

Nos encanta ver como los niños son capaces de respetar la vida de los animales y de ayudarles cuando lo necesitan. ¡Muchas personas deberían aprender de este niño!