Con paciencia y mucho amor esta niña consiguió salvar la vida de esta gatita y cambiar su aspecto

En la actualidad, todavía hay muchas personas que viven de las apariencias y siempre hay que recordar que una apariencia no lo dice todo porque detrás de toda imagen existen diferentes personas, tanto buenas como malas. Sin embargo, todavía hay personas que están demasiado preocupadas y solo se fijan en la belleza y en el estatus social.

Lamentablemente, estas personas se pasan tanto tiempo clasificando a la gente y fijándose solo en su imagen que acaban por perder grandes oportunidades de conocer cosas maravillosas que podrían cambiar su vida. 

A pesar de todo, con el tiempo nos estamos dado cuenta de que los sentimientos son reemplazados por los estereotipos de las personas y lo peor de todo es que esto no solo afecta a los seres humanos, sino que hay miles de animales que también se ven afectados por la superficialidad del ser humano.

Un claro ejemplo de ello es nuestra protagonista de hoy. Esta pobre gatita sufrió durante mucho tiempo discriminación por parte de las personas y solo por ser diferente a los demás y tener una apariencia física un tanto peculiar que para nada estaba dentro de los estándares de belleza de las personas.

La historia de esta felina es muy triste, ya que con pocos meses fue encontrada en un basurero de las calles de Estambul. Nadie se paró a ayudarla debido a que presentaba grandes deformaciones físicas.

Cada persona que pasaba por ahí miraba hacía otro lado, nadie hacía nada por ayudar a esta pobre gatita. Pero afortunadamente, una niña de 7 años se topó con la gatita y dejó atrás cualquier prejuicio formado por su apariencia y con delicadeza consiguió salvarla. Así fue como gracias a ella y a su padre, la gatita salió del basurero y fue llevada al veterinario.

El veterinario les comentó a ambos que la pobre estaba llena de ácaros y que además presentaba desnutrición y una gran cantidad de heridas por todas partes. Además también les dijo que convertir esta gatita en un felino sano iba a ser una tarea complicada pero no imposible.

Así fue como durante mucho tiempo, los veterinarios y el padre y la niña hicieron todo lo posible para que la pequeña comenzara a recuperarse. Poco a poco se iban viendo progresos y la felina iba recuperándose.

Con el paso del tiempo, cuando la felina ya tenía una salud más estable fue sometida a varias operaciones para reconstruir su aspecto, no para mejorarlo si no para garantizar que tuviera una mejor calidad de vida y que en un futuro no presentara dificultades a la hora de realizar su vida normal.

En la actualidad la pequeña gatita rescatada se llama Gülümser, cuyo significado es «siempre sonriendo». Su vida ha cambiado radicalmente y todo gracias a la niña de 7 años que en su momento la salvó y vio más allá de su apariencia. Ahora Gülümser y la niña son mejores amigas e inseparables. 

Esta noticia nos refleja una vez más el gran ejemplo a seguir que son algunos niños y es que nadie quiso ayudar a esta gatita pero esta niña si, lo que la convierte en toda una heroína sin capa ¡Es admirable!

Artículos interesantes

Tenía un gran tumor y un futuro negro pero así rea...
visitas 83
Los humanos no solo son los únicos que sufren de una enfermedad tan grave y dolorosa como es el cáncer si no que los animales también pueden sufrirla,...
Un chihuahua conoce a su nuevo hermano ¡Su reacció...
visitas 129
Todos sabemos que el perro es el mejor amigo del hombre por su lealtad y la forma que tienen de tratarnos. Sin embargo, cuando un bebé llega a la fami...
Cachorro es abandonado en un sofá y tenía demasiad...
visitas 12.5k
A los humanos nos hace falta mucho tiempo para poder evolucionar y cambiar. Un cambio que es necesario pues estamos haciendo sufrir a todo lo que nos ...


Más articulos interesantes