Todos los años en las islas Feroe tienen horrible tradición de acabar con más de 250 delfines y ballenas

Viajar y conocer nuevos lugares es una de las mejores experiencias para aquellas personas aventureras. Sin embargo, todos los países tienen sus tradiciones y a veces dichas tradiciones no se adaptan demasiado bien a lo que nosotros pensamos e incluso muchas de ellas nos dejan totalmente horrorizados.

Por ejemplo, las Islas Feroe puede parecer todo un paraíso por la belleza que desprende y no es para menos ya que estas pequeñas islas situadas en el Reino de Dinamarca son realmente preciosas. Son muy conocidas por sus paisajes asombrosos y su buen clima a pesar de donde está situado.

Sin embargo, no todo lo que a primera vista se ve es perfecto ya que estas islas tienen una tradición bastante escandalosa que ha creado mucha polémica durante años y años.

Estamos hablando de la tradición que tiñe el agua de sus costas de sangre de animales inocentes. Esta tradición se conoce como «Grindadráp» y está basada en que los habitantes de estas islas se dedican a realizar una incansable caza a ballenas y delfines. Este año los habitantes de estas islas han conseguido acabar con más de 250 cetáceos que han sido víctimas de esta cruel y despiadada masacre.

Normalmente esta tradición se desarrolla entre primavera y verano pues así se aprovecha que los cetáceos están en plena migración hacia las aguas del norte. Al seguir un patrón en común, los pescadores de la zona comienzan a arrinconar a estos pobres animales utilizando sus barcos y van llevándose miles y miles de ballenas y delfines hasta la costa donde ahí son arponeados por el cuello para intentar romperles la espina dorsal.

Tanto son los animales inocentes que acaban muriendo a la misma vez, que incluso se llega a teñir del agua de estas costas de rojo intenso por la sangre de las víctimas.

¿Es una tradición o una subsistencia?

Como todas los países que tienen una tradición salvaje, los feroeses se han apoyado que esta actividad que se práctica en sus costas se hace desde al menos 500 años y cuyo objetivo principal es obtener recursos en zonas en las cuales escasean.

Incluso han llegado a calificar esta actividad como una «acción comunitaria» ya que hay miles de personas voluntarias para realizar estas masacres.

También alegan que la carne y la grasa obtenida de todo esto no se pone en venta sino que es regalada gratuitamente entre todos los habitantes de las islas, ya hayan contribuido a ello o no. Por ello, los habitantes han negado que esto se trate de una «sola tradición».

Evidentemente este tipo de argumentos no convence a las personas que luchan, y luchamos, por los derechos de los animales, ni tampoco a las organizaciones ecologistas o la comisión Ballenera Internacional. Todos ellos están en contra de esta práctica ya que es una actividad innecesaria en la actualidad.

Artículos interesantes

Esta dulce niña le canta una canción de cuna su pe...
visitas 147
Muchos perros necesitan que alguien tenga compasión y paciencia con ellos. Depende de las vivencias que le haya tocado tener, quizás ese peludito es m...
Gatito se pone melancólico mientras está escuchand...
visitas 569
La música tiene un efecto mágico. Tienen el poder de alegrarnos el día, de emocionarnos e incuso de hacernos recordar ciertos momentos de nuestra vida...
Perro canta apasionadamente mientras está tocando ...
visitas 142
En varias ocasiones hemos hablado sobre el talento que tienen las personas y cómo son capaces de mostrar esas habilidades al mundo. Sin embargo, nunca...


Más articulos interesantes