fbpx

Hace 34 años que un hombre tomó una decisión que cambió el mundo

Otros artículos

- Publicidad -

Stanislav Petrov, así se llama el hombre que salvó al mundo de un apocalipsis atómico hace más de 30 años.

El 23 de marzo de 1983, el que era presidente, Ronald Reagan, trazó una iniciativa de defensa Estratégica. Raegan contaba con un gran aliado Juan Pablo II. EE.UU y la OTAN tenían planeado colocar misiles en Alemania Occidental y organizaban un ejercicio  militar en Europa. Parecía que todo estaba bien organizado para poder terminar con la URSS.

- Publicidad -

La Unión Soviética recordó que durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler había engañado a Stalin y con la excusa de un ejercicio y había lanzado la Operación Barbarroja, el plan para invadir la URSS. Permitir que se repitiera no era una opción.

La tensión era máxima tras recibir indicios de un ataque nuclear, se prepararon para lanzar todo el arsenal. Hasta el punto que el día 1 de septiembre de 1983, entró un avión comercial por error y lo derribaron sin ninguna duda, murieron más de 250 personas incluido un senador y ciudadanos norteamericanos.

En la noche del 25 de septiembre, un coronel de 44 años de inteligencia militar de los servicios secretos de la Unión Soviética, llegaba a su puesto en el Centro de Alerta Temprana desde donde coordinaba la defensa aeroespacial rusa.

Después de hacer todas las verificaciones, tenía que avisar a su superior quien de inmediato lanzaría un contraataque contra los Estados Unidos y aliados.

Esa misma madrugada saltaron todas las alarmas: ATAQUE DE MISIL NUCLEAR INMINENTE.

Según los datos un misil había sido lanzado desde las bases de los Estados Unidos, pero él creía que se trataba de un error, un único misil, tenía que ser falsa alarma. Poco después el sistema indicó un segundo misil, y después un tercero, y un cuarto y un quinto misil.

Los misiles intercontinentales tenían un tiempo estimado de 20 minutos.

Habían 5 misiles nucleares dirigiéndose a la URSS y 10 minutos para decidir que informar a sus superiores, ya que si era erróneo desencadenaría una Tercera Guerra Mundial.

Su pensamiento fué: Los americanos aún no tienen el sistema de defensa misilístico y saben que un ataque nuclear contra la URSS supondría la aniquilación inmediata de su propia población. Y aunque desconfiaba, sabía que no eran unos suicidas. Se dijo: “ese gran imbécil no ha nacido todavía ni siquiera en EEUU”.

La decisión era crucial, si no daba la alarma y era real el ataque la explosión sería 250 veces más grande que la de Hiroshima. 

Al final tomó la decisión de que era un error de máquinas, y por suerte no dio el aviso por que las alarmas pararon de sonar.

A este hombre lo proclamaron como héroe y los superiores lo condecoraron por haber evitado una catástrofe y que propondrían crear un día en su honor. 

En lugar de eso, fue reprendido por no cumplir el protocolo. Se le transfirió a un puesto de menor jerarquía, y al poco tiempo le dieron la jubilación anticipada. No podían permitir que EEUU y el pueblo ruso se enteraran de lo sucedido.

En 1998 el comandante jefe Yury Votintsev, presente aquella noche, escribió un libro con sus memorias incluido lo que ocurrió “Incidente del Equinoccio de Otoño”. Estas memorias llegaron a Douglas Mattern, Presidente de la Organización Internacional de Paz.

Douglas se propuso encontrarlo, cuando lo hizo después de hablar con él, llegaron a la conclusión de que gracias a la decisión de este hombre, se salvaron entre 3 y 4 millones de personas.

Stanislav Petrov recibió:

  • El premio Ciudadano del Mundo el 21 de mayo de 2004.
  • El Senado australiano lo premió el 23 de junio de 2004.
  • Fue honrado en las Naciones unidas el 19 de enero de 2006. Dijo que fue su “día más feliz en muchos años”.
  • En Alemania, en 2011, le dieron el Premio Alemán de Medios,que reconoce a personas que han hecho contribuciones significativas a la Paz Mundial, por haber evitado una potencial guerra nuclear.
  • Fue premiado en Baden Baden el 24 de febrero del 2012.
  • Galardonado con el dresden Preis en 2013.
  • Y Kevin Coster realizó el documental “El Botón Rojo” en su honor.

Después de eso Petrov siguió con su vida normal, con su pensión de 200 dólares al mes y en anonimato. Le dio la mayor parte del dinero de sus premios a familiares y guardó algo de dinero para sus cosas.

EL TENIENTE CORONEL STANISLAV PETROV NOS SALVÓ HACE 32 AÑOS Y CON ESTE ARTÍCULO QUEREMOS QUE SE DE A CONOCER EN TODO EL MUNDO.

Fuente de la información – Muhimu

- Contenido relacionado -

Historias populares

Crean innovador sistema de aguas residuales que no consume energía

En la república de Brasil existen muchos sistemas que controlan el flujo de las aguas residuales provenientes de la gran parte de los hogares...

Recaudan más de 1,8 millones de dolares para los Koalas heridos en los incendios forestales de Australia

Nunca lo habían pensando y menos que sobrepasará tanto el objetivo que tenían confirmado, que tan solo era 25.000 dolares (22.687 euros). Port Macquarie...

Así lo ha celebrado este granjero australiano cuando comenzó a llover después de tantos meses

Australia en estos últimos meses ha sido un real y verdadero infierno para todo el mundo, sobretodo para los que lo han vivido en...
Publicidad