fbpx Saltar al contenido

Gato necesitaba ayuda urgente, hasta que apareció esta familia

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Hay personas que realmente merecen un pequeño premio por ser tan empáticas y tener tan buen corazón.  Actualmente es muy difícil encontrar este tipo de gente pues cada vez hay menos personas que se paran un momento para poder ayudar a cualquier ser vivo que necesite ayuda, ya sea un ser humano o un animal. Afortunadamente no todo el mundo es así y hay muchos que sí se preocupan por los demás seres vivos y son capaces de ayudarlos sea cual sea ese ser vivo que esté en apuros.

Esto es precisamente lo que ocurrió con la familia Gecy. Esta familia vivía en el condado de Beaufort (Carolina del Norte) y mientras estaban navegando tranquilamente por las aguas del puente McTeer, observaron que algo muy extraño estaba cerca de este puente y además se encontraba en apuros.

Al ver que era un ser vivo que estaba en apuros, rápidamente esta familia se aproximó para poder ayudarle y descubrieron que se trataba de un pequeño gatito.

No se sabe cómo el felino llegó hasta ese lugar pero la familia no podía mirar hacia otro lado, sobre todo porque el pequeño no iba a sobrevivir si lo dejaban ahí. Ya estaba en una posición complicada pues el gatito se estaba agarrando con mucha fuerza en una pila de moluscos del atolón.

Según el padre de esta familia aseguró: “Al principio pensé que se trataba de un pulpo o un cangrejo. Le dije a mi hijo que nos acercáramos a echar un vistazo, cuando vimos que era un gatito diminuto el que estaba en apuros”.

Evidentemente el pobre felino estaba muy asustado y no podía salir de esa situación él solo, además cuando la marera subiese la plataforma donde estaba intentando agarrarse desaparecería con gran rapidez. Por eso la familia Gecy no lo pensó dos veces y se acercaron para poder rescatar al pequeño.

Una vez rescatado la familia se trasladaron a una clínica veterinaria, esta clínica se encargó de asegurarse de que el pequeño se encontraba en perfectas condiciones. Por suerte el gatito de tan solo 6 meses no se encontraba en peligro pese a estar algo deshidratado y magullado.

Al pequeño peludito se le ofreció comida y agua y también un necesario baño, cuando terminaron el pequeño fue adoptado por la familia que lo rescató.


Esta familia bautizó al pequeño como McTeer, como el puente donde lo encontraron, y ahora feliz y ha recuperado toda su energía. De hecho tiene un compañero felino, llamado Toby, que está encantado de tener la compañía de nuestro protagonista.

Es una historia realmente conmovedora con un gran final. Esta familia se merece todo un homenaje tras haber salvado a este pequeñín y después haberlo adoptado. Ahora McTeer no tendrá nunca más que preocuparse por estar en peligro pues vive con una familia que lo va a cuidar y querer como se merece.

Mira el vídeo de su recuperación abajo:

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR