fbpx Saltar al contenido

Gato le ROMPIÓ los auriculares a su dueña y para compensarle le llevo una SERPIENTE

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Todas aquellas personas que tengan gatos o que sean amantes de ellos saben de sobra que son animales muy curiosos y a veces demasiado traviesos.

Les gusta jugar casi con cualquier cosa y sobretodo disfrutan mucho afilándose las uñas con los muebles y las cortinas de sus dueños, aunque claro no todos estos felinos son así. Lo que sí tienen en común todos ellos es que son muy juguetones y siempre están buscando estímulos para poder divertirse.

Su juego favorito siempre será un objeto que se mueva para que ellos puedan perseguirlo y acabar cazándolo, con esto no solo se entretienen sino que además ponen en prácticas sus técnicas para cazar. El problema a veces está en que esos objetos que han llamado la atención del gato son imprescindibles para sus dueños y esto acaba en un trágico final ya que como norma general acaban destrozando lo que para él es un juguete aunque para su dueño sea un objeto preciado.

Está claro que si alguien entiende de travesuras de gatos es Haryanto Pherwhirra Ramadhani. A este joven indonesio le ha quedado claro que nunca más deberá dejar sus cascos cerca de su precioso gato ya que éste acabará por jugar con ellos y morderlos hasta que se rompan.

Al menos fue precisamente el final que tuvo los cascos cuando su gato descubrió que estaban encima de la cama sin supervisión alguna.

Lo cierto es que la historia es muy graciosa porque el gatito estaba jugando en la cama con sus auriculares tranquilamente hasta que de tanto morderlos accidentalmente acabó por romperlos por la mitad. El joven, al ver lo que su gato había hecho decidió regañarle y éste después de la riña salió de la casa. Una hora después de que su gato hubiera estado fuera de casa, el joven descubrió que este adorable felino le había traído un regalo intentando recompensar el estropicio que había hecho con sus cascos.

Desafortunadamente aunque la intención del gatito era muy buena, lo cierto es que no escogió el regalo más acertado aunque sí es cierto que era lo que más se parecía. 

Su mascota le había llevado una serpiente delgada y pequeña y se la había dejado delante de sus ojos para que pudiera utilizarla como si fueran unos auriculares. A su dueño le pareció tan peculiar esta anécdota que al final decidió compartirla en Facebook.

Fueron muchos los usuarios de Facebook que le pidieron a este chico que perdonara a su felino pues se notaba que éste estaba muy arrepentido y que incluso quería remediarlo, aunque no de la mejor forma. Al final el joven decidió perdonarle y fue a comprarse otros cascos nuevos pero el final de éstos…¡Fue igual que los anteriores ya que el gatito volvió a romperlos!

Aun así, nuestro protagonista decidió que no iba a regañar más a su gatito por romperle los cascos y menos aun después del gran regalo que le había dado al romper los otros.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR