fbpx Saltar al contenido

Este perro rompió las reglas de la casa, ahora se apoderó de la habitación

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Una extraordinaria familia decidió compartir el sofá con el perro. La razón fue nada más y nada menos que para hacerle compañía. Esta es una historia realmente conmovedora.  Aunque el perro rompió las reglas, demuestra todo lo que están dispuestas a hacer algunas personas por sus mascotas. No te pierdas los detalles de la historia.

Perro rompió las reglas, pero la familia le demostró su amor al compartir el sofá 

La familia Catherine Morris adoptó hace unos 9 años a Spike, un springer spaniel inglés. Cuando llegó a casa decidieron colocar sus normas. Una de ellas es que el perro siempre estaría en la parte de debajo de la casa. Sin embargo, Spike rompió rápidamente las reglas.

perro rompió las reglas

En la primera noche lloriqueó para ir a dar justo en la cama de los padres. El logró saltar las barreras de las puertas y llegar hasta donde quería. Desde ese día, el dormitorio de los padres también es el dormitorio de Spike. En el día se lo pasaba jugando lleno de mucha energía. Corría de un lado a otro con su pelota.

Luego, por las noches disfrutaba meterse a la cama de sus dueños. Cuando Spike alcanzó los 14 años se hizo muy lento. Lamentablemente, sufrió dos derrames cerebrales, pero continuó luchando. Se recuperó y volvió a caminar. Ahora el problema sería el momento de dormir.

Aunque Spike quería seguir durmiendo con sus dueños, ya no tenía fuerzas. Así que le era muy difícil subir las escaleras. Además, corría riesgo de caer por ellas. Debido a ello, la familia colocó una puerta en la escalera para evitar que subiera. Sin embargo, se les partía el corazón al dejarlo solo abajo.

perro rompió las reglas

 

Así que la familia ideó un plan muy noble. Los padres, decidieron acompañar a Spike en el sofá de abajo. Cada noche se turnaban para hacerle compañía. La hija no podía ya que estaba en la universidad. Sin embargo, cuando volvió a casa se unió al plan. Entre los 3 le brindan compañía.

El padre desarrolló una relación muy especial con Spike

El padre de la familia tiene una relación muy especial con Spike. Lo llama cariñosamente “frijol viejo”. Todas las noches se asegura de que el perro se sienta cómodo, tenga comida y agua. Se han hecho inseparables, hasta conversan plácidamente.

El papá también está pendiente de los medicamentos de Spike. Lo cuida para que pueda mantener sus fuerzas y continúe con la familia. Este perro rompió las reglas pero es muy afortunado. La familia no solo decidió compartir el sofá con el perro. Han compartido su hogar y su vida. No dejes de compartir esa tierna y conmovedora historia

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR