fbpx Saltar al contenido

Al ser adoptado este pitbull se negó a dejar a su mejor amigo en un refugio

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER

Los animales son capaces de establecer fuertes vínculos con los humanos y también con otros animales. Esto fue lo que ocurrió, un pitbull se negó a dejar a su mejor amigo en un refugio. Se aferró a él de una manera muy especial. Conoce su historia con todos los detalles.

Pitbull se negó a dejar a su mejor amigo en un refugio

Esta historia ocurrió en el santuario Rocket Dog en San Francisco, California. Allí tienen la misión de rescatar a perros abandonados y encontrarles un nuevo hogar. Evitando así, que sean sacrificados. Por eso, querían lo mejor para un pitbull de 3 años de edad llamado Merrill.

Y también para Taco, un chihuahua de 8 años. En el refugio no se imaginaban lo unidos que estaban ambos perros. Pero, muy pronto lo descubrieron. De hecho, cuando tenían que separarse, los dos lloraban. Y así permanecían hasta que se unían de nuevo.

En una ocasión, Merrill tuvo que someterse a una cirugía y por ende lo separaron de Taco. Quien se puso triste y lloraba. Así estuvo durante la recuperación de Merrill. Debido a ello, el personal del refugio entendió que los perros se necesitaban uno al otro.

Así que les permitieron estar juntos. De inmediato, Taco se dedicó a cuidar y acompañar a Merrill hasta que mejoró. El refugio intentó que los adoptaran a ambos, pero fue difícil. Así que un hombre llegó interesado solo en Merrill para adoptarlo.

Una reacción no esperada

Este hombre pensó que Merrill estaría feliz por salir de allí. Sin embargo, Merrill lloró, aulló y no se detuvo. El hombre no entendía la razón, así que el personal le contó la historia de los dos perros. Lamentablemente, el hombre no pudo llevar a los dos y eligió otro perro.

Al darse a conocer esta historia, una familia decidió visitar a Merrill y Taco. Quedaron encantados con ambos y decidieron adoptarlos juntos. Así que valió la pena la lealtad de ambos perros. Ahora disfrutan de una hermosa familia que les da mucho amor.

Tanto Merril como Taco nos dan una valiosa lección de amistad. Luchar por quienes amamos sin importar lo que implique. Finalmente, las buenas acciones son recompensadas. Esta es una historia conmovedora y ejemplar.

Este pitbull se negó a dejar a su mejor amigo en un refugio y ahora siguen juntos. Comparte esta historia y cuéntanos tu opinión sobre estos amigos caninos.

COMPARTIR FACEBOOK
 
COMPARTIR TWITTER
TE PUEDE INTERESAR